Los Yankees de Nueva York y los Medias Blancas de Chicago estuvieron cerca de protagonizar una batalla campal en el Yankee Stadium tras un conflicto evidente entre el catcher Yasmani Grandal y Josh Donaldson.

Ambos jugadores empezaron a discutir antes del turno en la parte baja del quinto inning, enfrascándose en una discusión que hizo que sus compañeros de equipo salieran del dugout para reunirse en el home, en caso de ser necesario. Supuestamente, Grandal le reclamó a Donaldson poner la pierna a Tim Anderson de forma peligrosa en un deslizamiento en la tercera base.

Para ese momento, los Yankees estaban arriba en el marcador 6-3 y al parecer Grandal y Donaldson estaba dispuestos a cerrar sus diferencias en una pelea, quizás innecesaria. En las imágenes se pueden ver a todos los peloteros reunidos en el plato, listos para la batalla.

Los Yankees amanecieron en el primer lugar de la División Este de la Liga Americana con récord de 28-10, con 5.5 juegos de ventaja sobre los Rays de Tampa Bay.

Donaldson, por su parte, llegó al partido ante los patiblancos con .252 de average, 5 jonrones, 14 carreras remolcadas y .800 de OPS, en una campaña que comenzó con altibajos y sin cumplir con las expectativas.