Andrew Wiggins se ha convertido en una pieza clave en el esquema de los Golden State Warriors y este martes ante los Brooklyn Nets, el canadiense mostró su valía con un triple de infarto que cerró la primera mitad con marcador 63-58 a favor de su equipo.

Wiggins recibió en una jugada totalmente rota en el plano ofensivo y castigó con un triple que encendió a los fanáticos en San Francisco. En su novena temporada en la NBA, el alero promedia 18 puntos, 4.6 rebotes y 1.5 asistencias con 29.6 minutos por juego.

Con récord de 11 victorias y 2 derrotas, los Golden State Warriors buscan extender su racha ganadora en lo que ha sido un gran inicio de campaña para los dirigidos por Steve Kerr.