Robinson Canó está demostrando que está más vigente que nunca en la pelota dominicana y este martes fue de nuevo protagonista, con un sencillo remolcador en el que demostró gran habilidad, en el compromiso entre las Estrellas Orientales y los Gigantes del Cibao.

Con sencillo por todo el medio del campo, Canó remolcó la carrera del empate para su club. El segunda base desea volver en óptimas condiciones a los campos de entrenamiento de los Mets de Nueva York, tras cumplir su temporada de suspensión en la MLB.

Canó fue suspendido por 162 partidos por las Grandes Ligas tras dar positivo en una sustancia que ayuda al rendimiento (stanozolol) por segunda vez en 3 años.