El inicio de la temporada de NBA ha sido bastante complicado para Los Angeles Lakers en cuanto a lesiones, ya que con tan solo 12 juegos disputados ya tienen cinco bajas confirmadas para el juego de este viernes ante los Minnesota Timberwolves. En la lista de descartados están LeBron James, Austin Reaves, Kendrick Nunn, Talen Horton-Tucker y Trevor Ariza.

En el caso de Rajon Rondo, se tomará la decisión acerca de su presencia durante las prácticas previas al juego. Anthony Davis aún no se recupera completamente de una torcedura en un dedo de su mano derecha, sin embargo jugará este viernes.

A pesar de seguir sumando lesionados, los Lakers vienen de conseguir su séptima victoria de la temporada 2021-22, la segunda consecutiva jugando tiempo adicional. El entrenador Frank Vogel resaltó la labor de sus jugadores y quitó valor a la serie de bajas que los afectan actualmente.

“Esto es parte del juego, tener jugadores lesionados es algo de lo que significa jugar a este nivel. Tenemos mucho que recalcar de los que están esforzándose en la cancha, vinieron a ganar y lo consiguieron a pesar de todo”, dijo Vogel en rueda de prensa.

Una de las figuras del encuentro del pasado miércoles fue Malik Monk, quien desde la banca terminó con 27 puntos y fue vital camino a la victoria. Durante buena parte del juego hubo un intercambio de canastas con Tyler Herro, ante lo que el jugador de 23 años se refirió en palabras a los reporteros.

“Trabajo mucho en mi juego, estaba más que preparado para este momento. No intentaba equipararme con él (Herro), solo jugaba mi baloncesto. Solo coincidimos en nuestra labor, es un excelente jugador”, comentó Monk tras la sesión de práctica más reciente de los Lakers.