Hay jugadores que por más que uno intente olvidar se quedan en la retina estancados y alojados en el corazón. Estos son los jugadores del Barça que la afición culé nunca logró olvidar.

Neymar

NeymarNeymar

International Champions Cup 2017 – Real Madrid v FC Barcelona / Robbie Jay Barratt – AMA/GettyImages

El brasileño decidió irse en busca de nuevos retos cuando el Barça más le necesitaba. Seguramente su estancia en el club culé había llegado a su fin, pero tal vez su final en el equipo podría haber sido mejor.

Javier Mascherano

Javier Alejandro MascheranoJavier Alejandro Mascherano

Copa Del Rey 2017-18 – FC Barcelona vs RC Celta de Vigo / Power Sport Images/GettyImages

El tándem que formaron Piqué y Puyol y luego Piqué y Mascherano no se ha podido reemplazar a día de hoy. Con la irrupción de Umtiti daba la sensación de que solucionaban los problemas, pero lo único que hizo fue acrecentarlos tras su bajada de nivel.

Luis Suárez

FBL-EUR-C1-BARCELONA-NAPOLIFBL-EUR-C1-BARCELONA-NAPOLI

FBL-EUR-C1-BARCELONA-NAPOLI / LLUIS GENE/GettyImages

Perder a un jugador que te aseguraba más de treinta goles por temporada es duro y triste, pero más triste aún es regalárselo a un rival directo y que te acabe arrebatando el campeonato liguero en gran parte gracias a él.

Lionel Messi, RonaldinhoLionel Messi, Ronaldinho

Lionel Messi, Ronaldinho / Ian MacNicol/GettyImages

Ronaldinho

El mundo del fútbol se ha quedado con la espinita de ver a Ronaldinho y a Messi jugar juntos más tiempo. Dos de los jugadores más fantasiosos de la historia. Finalmente el carioca salio destino Milán y el argentino tuvo que seguir creciendo por su cuenta.

Dani Alves

No es sencillo reemplazar a un jugador de sus características. El mejor lateral derecho de todos los tiempos dejó en el Camp Nou una década de éxitos y una ristra de trofeos inigualable. El jugador con más títulos de la historia del fútbol.

Leo Messi

Lionel Messi, Josep GuardiolaLionel Messi, Josep Guardiola

FC Barcelona v RCD Espanyol – Liga BBVA / David Ramos/GettyImages

Era evidente que el argentino tenía que estar en esta lista. Este verano se produjo una de las marchas más dolorosas de todos los tiempos. Messi se marchó, y su salida produjo un cambio de ciclo. Es difícil reponerse de una pérdida así, y es que a este nuevo Barcelona no se le pueden pedir resultados inmediatos.