Actualmente Tigres se ha consolidado como uno de los equipos fuertes de la Liga MX, gracias a sus fuertes inversiones y la apuesta por un proyecto de largo plazo, tal como lo hizo con el timonel brasileño Ricardo Ferretti, aparte siempre busca tener a los mejores jugadores, lo cual ha salido contraproducente para varios de ellos, que terminan quedándose en el banquillo y se pierden ante la falta de minutos.

No obstante, no todas las compras de los felinos han sido acertada, ya que también han existido fichajes fallidos, algunos que pasaron sin pena ni gloria.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

El delantero brasileño llegó al cuadro regio en el 2012, procedente del Portuguesa de su país.

Únicamente estuvo un semestre en el balompié azteca sumando cuatro goles y tres asistencias en 22 encuentros.

Al final de cuentas, partió hacia el Cerezo Osaka de Japón, pues no estaba a gusto con el poco tiempo que recibía, externando continuamente sus deseos de salir.

El arquero que apuntaba para ser una promesa mexicana también tuvo su momento en el cuadro universitario, sin poder debutar en el primer equipo.

Con el arribo del argentino Nahuel Guzmán, el cancerbero tuvo que conformarse con irse a préstamo al extinto Ascenso MX con el Tampico Madero. Tras un año, el campeón tricolor sub-17 en 2011 se fue al Chicago Fire de la MLS.

Luego de haber sido campeón con León en el Apertura 2013, la directiva felina se interesó por el delantero logrando su traspaso para el 2014, teniendo un contrato por tres años.

No obstante, en dos temporadas sólo pudo convertir nueve tantos en 55 encuentros, sin acabar de convencer, así que retorno al Bajío para el 2015.

El colombiano aceptó que su paso por el club no fue el mejor, ya que las lesiones no lo dejaron desenvolverse al máximo.

El francés tuvo un paso precoz por el conjunto de San Nicolás de los Garza, pues nunca se mostró del todo, arribando desde el Borussia Mönchengladbach por no tener mucha actividad.

Kolo llegó para el Apertura 2017, un año después fue prestado al Saint-Étienne y posteriormente vendido, luego de jugar ocho cotejos con Tigres, poniendo una asistencia y saliendo campeón de Liga.

De forma irónica, el zaguero había indicado cuando llegó al club que quería jugar en él por mucho tiempo, lo cual no sucedió.

Dieter VillalpandoDieter Villalpando

Dieter Villalpando / Mario Ocampo/GettyImages

Tras haber debutado con Pachuca y dejar buenas sensaciones, fue obtenido a préstamo por Tigres en el Clausura 2015.

Pese a haber mostrado destellos en Liga y Copa Libertadores, tuvo escasas oportunidades y partió hacia Monarcas Morelia en el Apertura 2015.
Disputó once choques, logrando un tanto y tres asistencias.

Otro duro golpe para la institución regia vino con el francés, por el cual desembolsaron ocho millones de euros, es decir, 9.3 millones de dólares.

A recomendación de su compatriota André-Pierre Gignac, el de ascendencia argelina no logró pesar en México, con 16 duelos entre Liga y Liga de Campeones de la CONCACAF, convirtiendo sólo cuatro tantos, saliendo campeón de Liga.

En enero del 2017 el cuadro felino lo vendió al Toulouse FC por cerca de seis mde.

En su paso por Nuevo León, el colombiano solamente vio acción en 118 minutos en seis cotejos, sin poderse ganar un lugar en el cuadro titular.

Pese a su poca actividad, el centrocampista logró ser monarca de Liga, mas una temporada después fue cedido al América de Cali y después al Deportes Tolima.

En el 2012, el español fue una de las apuestas fuertes que hizo la U de Nuevo León como refuerzo mediático, pues en su carrera había pasado por el Real Madrid, Espanyol y Real Zaragoza.

Aún con su gran cartel de romperredes, el europeo fracasó y tiempo después confesó que hubo una bronca de forma interna que atentó contra su rendimiento, acusando roces con Ferretti.

Sus números fueron cinco goles y tres asistencias en 30 compromisos.

El mediocampista debutó con Atlas en el 2008, llamando mucho la atención, pues incluso llegó a la selección mexicana, por lo cual Tigres lo compró en el 2011.

Quien apuntaba para tener una gran trayectoria, se estancó con los felinos, viviendo 29 duelos con un gol y una asistencia, aún así salió campeón de Liga.
Desde ahí, fue mandado a préstamo a diferentes equipos aztecas, para después volverse un trotamundos en ligas exóticas.

Carlos GonzálezCarlos González

Carlos González / Azael Rodriguez/GettyImages

Cocoliso se mantiene actualmente en la plantilla de Tigres, pero continuamente se menciona que podría salir porque no cumple las expectativas, quedando muy por detrás de lo que fue en Pumas.

Con Universidad Nacional marcó 34 anotaciones en 64 cotejos, razón suficiente para estar en la mira de varios equipos, aunque al final los regios lo firmaron para el Guard1anes 2021.

Hasta ahora, el paraguayo suma siete goles y tres asistencias en 36 cotejos, sin acabar de convencer a la directiva y afición.

Para muchos podría tratarse de la peor bomba que soltó el cuadro universitario, pues se trató de un refuerzo fantasma, que solamente significó un desperdicio de inversión.

En junio de 2015, la UANL sorprendió con su contratación, quien llegaba del Villarreal como la promesa de convertirse en el referente ofensivo, sin embargo, las lesiones mermaron su debut en la Liga MX, el cual nunca llegó, disputando sólo un cotejo de la Concachampions, en el cual marcó un tanto, pero más adelante se lastimó para no volver a pisar el campo como futbolista felino.

Con esto, retornó a España con el Málaga, donde siguió sin despuntar.

Para más de Mauricio Gasca, ¡síguelo también en Twitter como @Melocrab!