La final de la Copa Libertadores ya tiene sede, horario y rivales. El lunes, Independiente Santa Fe había dejado afuera del torneo a las últimas campeonas en la instancia de penales, tras empatar 1 a 1 en los 90 minutos con Ferroviária. Hoy, las brasileñas le ganaron con absoluta contundencia a las uruguayas de Nacional por 8 a 0, bajo la lluvia de Asunción y consiguieron lo que intuíamos desde la fase de grupos: serán finalistas en el Gran Parque Central el 21 de noviembre a las 20 horas.

El Timão no deja dudas de su gran nivel, de su dominio de la pelota, de su caudal de juego, de su capacidad de construcción colectiva, del gran despliegue de sus individualidades. Llegan a Montevideo como favoritas. No han perdido ni empatado ningún partido del torneo. Los han ganado todos con firmeza. Y este partido de semifinal no fue la excepción. Al contrario, significó la mayor goleada de las brasileras en el certamen.

Sin embargo, el primer tiempo fue un partido, y los segundo cuarenta y cinco minutos, otro muy distinto. Porque aunque Corinthians abrió el marcador demasiado rápido, a los 11 minutos Giovanna Campiolo puso el 1 a 0, en ese momento Nacional pudo contener el avance de las brasileras que lluvia mediante no lograban conectar bien los pases en ataque. Así se fueron al entretiempo, con una diferencia por la mínima, una diferencia que las uruguayas bien podían remontar. Pero a los cuatro minutos del segundo tiempo Diany marcó un golazo, puso el marcador 2 a 0 y Nacional empezó a perderse en la cancha, algunas de sus jugadoras salieron con dolores y el partido fue todo de Corinthians. A los 54 minutos, marco Vic Albuquerque; a los 61, Gabi Portilho; a los 64, Jheniffer; Adriana, a los 71 minutos canjeó penal por gol; Juliete convirtió a los 83 y Grazi, a los 88 minutos.

Después del sexto gol del conjunto brasilero, marcado por Adriana, las jugadoras de Corinthians señalaron que una futbolista de Nacional le dijo: “macaca” a la número 16 que acababa de convertir el gol para darle un resultado aún más abultado al partido.

La expresión “macaco” fue usada ya contra el jugador Dani Alves, cuando en 2014 jugaba con el Barcelona contra el Villareal. Cuando el jugador fue a hacer un lateral, un hincha del equipo rival, le tiró una banana desde la tribuna. Alves, en un gesto de confrontación a esa actitud racista, se comió la banana. Al día siguiente, muchxs jugadorxs y ex jugadorxs como el Kun Agüero, Marta Vieira Da Silva, Roberto Carlos se sacaron fotos comiendo bananas y Neymar mismo escribió en sus redes: “Todos somos macacos”.

La final de la Copa Libertadores entre Corinthians e Independiente Santa Fe se jugará en el Gran Parque Central de Montevideo el domingo 21 de noviembre a las 20 horas

Como todos los partido del torneo, podrás seguirla por el Facebook Watch de Conmebol. Además, DeporTV, el canal que viene cubriendo el fútbol femenino, la transmitirá por su plataforma canal de Youtube.