El estadio Gran Parque Central de Montevideo ya está listo para recibir a las protagonistas de la final de la Libertadores Femenina, que se jugará el 21 de noviembre. Hoy, Independiente Santa Fe se clasificó por primera vez a la final de este torneo, tras ganarle a Ferroviária, últimas campeonas, por penales.

Como ya había sucedido en fase de grupos, los equipos habían empatado en los 90 minutos. En aquel entonces, fue 0 a 0, esta vez fue 1 a 1 con goles de pelota parada. Primero, Robledo abrió el marcador para el conjunto colombiano desde el punto del penal y después, Mineira clavó la pelota en el único lugar al que no llegaba Tapia para empatar el encuentro y forzar los penales. La arquera del equipo bogotano y la del equipo brasilero, Luciana, fueron jugadoras claves también para llegar a la instancia de los doce pasos.

En esa instancia, los equipos demostraron jerarquía en la ejecución de los penales. Independiente Santa Fe pateó los cuatro siempre arriba y Luciana no pudo contener ningún remate. Tapia atajó dos de las últimas campeonas, contuvo la pelota entre sus manos y así festejaron las colombianas de Bogotá. Dejaron afuera del torneo a las últimas campeonas, dieron el batacazo en Asunción, están haciendo historia y lo saben. Van tras lo conseguido por Atlético Huila en 2018. Mañana será otro día y estarán atentas al partido que define su próximo rival, Corinthians o Nacional.