Cruz Azul inició una campaña para eliminar los grito homofóbico en sus partidos en condición de local.

Recordemos que el equipo recibió una sanción de un partido por los hechos ocurridos la semana pasada en un duelo ante León, compromiso en el cual en el Estadio Azteca se escucharon mensajes discriminatorios desde las tribunas, por lo cual deberán jugar a puerta cerrada el repechaje ante Monterrey.

“Respetemos más” es el nombre de esta iniciativa en la cual jugadores del equipo varonil y femenil piden a sus seguidores respetar a las personas que sí siguen las reglas y al propio equipo.

“Es lamentable la situación que se está viviendo en los estadios con este grito y creo que todos nos merecemos el respeto”, manifestó el capitán Jesús Corona.