Los Cardenales de San Luis recibieron el Guante de Oro para ser el mejor equipo defensivo del año en la Liga Nacional.

Este reconocimiento es para todo el equipo y lo patrocina la empresa Rawlings, la misma que hace la entrega de los Guantes de Oro individuales todas las temporadas.

San Luis tiene a muy buenos especialistas de la defensa como el catcher Yadier Molina, el tercera base Nolan Arenado, el primera base Paul Goldschmidt y el centerfielder Harrison Bader.

La defensa fue una de las razones por las que los Cardenales se clasificaron a los playoffs como uno de los dos equipos del comodín del viejo circuito.